Jóvenes y el arte: un modo de transformar los espacios (parte 2)


¿Qué les llamó la atención para inclinarse a este tipo de trabajos?
Es parte de una apuesta, no solo como artistas si no como personas. Tiene que ver con sumarse a un proyecto de emancipación desde el arte. Tenemos una institucionalidad artística que para mi es excluyente y hasta racista, frente a eso hay que fortalecer espacios alternativos de difusión artística y los murales forman parte de esto, no solo porque intervienes el espacio público de una manera artística con un contenido crítico si no porque las experiencias de murales que hemos tenido han estado articuladas a experiencias mayores. Por ejemplo, el Foro de la Cultura solidaria que es un festival de arte o el Fiteca en Comas que es un festival de teatro o el centro cultural del Averno en Quilca que tiene como 10 años de consolidado. Las experiencias de murales están articuladas a espacios organizativos más consolidados.

¿cuáles son sus principales influencias?
La “Brigada Muralista” está conformado por varios artistas, cada uno tiene sus propias influencias en cuestión de sus trabajos. Como grupo muralista nuestra principal influencia, por lo cual nos pusimos la “Brigada Muralista” y la más directa, supongo yo, es la “Brigada Muralista Ramona Parra” de la unidad popular chilena que era un colectivo, que se encargaba de hacer los murales para la unidad popular de Allende, su estética era muy interesante.

¿Dónde principalmente pintan?
Nosotros hemos decido que siempre vamos a apoyar tres espacios en Lima: el Averno en Quilca; el Foro de la Cultura Solidaria que se realiza la tercera semana de octubre en Villa el Salvador y el Fiteca en Comas, en esos siempre estamos. De ahí, cuando nos convocan si no está en desacuerdo con nuestros principios, solo necesitan ponernos el material, es un solo día y sin boceto, ésta es una consigna. Muchas veces pintamos con niños o jóvenes y la dinámica comienza con los que saben dibujar, no solo somos nosotros, si no en el grupo de chicos hacen las líneas, después todos con las esponjas rellenamos de color para que al final se refuercen las líneas negras. Esto te permite interactuar con la gente. Hemos pintado con ONG`s que trabajan con grupo de jóvenes y niños, pero siempre es sin boceto porque nosotros lo hacemos sin cobrar, entonces queremos pasarla bien y con boceto no es bonito.

¿Cuáles son los temas que más trabajan?
Los temas que más inciden: memoria y derechos humanos, eso siempre está o buscamos que esté además por la coyuntura, mujeres, siempre estamos articulados a la lucha de las mujeres.

Sobre los espacios ¿La mayoría de los trabajos son en las periferias de Lima?
Generalmente, es más fácil negociar las paredes y nosotros dependemos de las instituciones que negocian la pared y nos convocan. Nosotros felices de pintar donde sea. Hasta ahora todas las experiencias que se han dado han sido en las periferias de Lima.

¿Cómo caracterizarías sus murales?
En el sentido formal: el color vivo, siempre hay personas, como no trabajamos con bocetos partimos de una idea y se van sumando elementos. El recargamiento de color y el barroquismo, o sea un recargamiento de elementos también.

¿Cuál es su meta como grupo?
Disfrutar mientras hacemos algo en lo que creemos, es decir intervenir el espacio público de una manera artística, lúdica, divertida, que llegue a sectores amplios de la población que mayormente no tienen acceso a los artefactos culturales que se producen en los centros. Digamos que todo está centralizado en las galerías de arte, museos, los centros culturales. Esta es una forma de democratizar los artefactos culturales.

Como grupo ¿Cuáles han sido sus principales logros?
Cada mural es un logro porque es algo que rompe con la hegemonía del desanimo en una ciudad gris, apática. Liberamos nuestro tiempo que generalmente es para trabajar, para nuestras cosas y poder apostar colectivamente por algo así, hace que cada mural sea un logro. Que el blog tenga esa acogida y sea reconocido en ciertos sectores sociales por lo que hacemos también es otro logro. Además el que estemos articulados a experiencias sociales y movidas sociales alternativas.

¿Crees que este tipo de intervención del espacio público, tiene ahora más acogida?
Siempre se han hecho murales, pero creo que en los últimos años sí ha habido un boom no solamente con nosotros pues hay distintos colectivos como “El colectivo Ambre”, “Centro cultural Martín Olivos”. Sí ha habido un boom en los últimos años pero ¿por qué? la verdad, no sé. A lo mejor es el crecimiento de Lima o consolidación de la escena alternativa. No lo he analizado mucho, pero sí creo que hay un boom, no solo de murales sino también de espacios alternativos.
Aún hay una disputa por el poder simbólico, hay una invisibilización de lo que es antisistémico, lo alternativo, pero creo que esta escena ha decidido sus propios modos de difusión artística, sus propios medios de legitimidad, como el internet que ha ayudado mucho para eso. Por ejemplo la brigada no tiene un recorte en ningún periódico pero en internet está muy linkeado y visitado.


fotografìas obtenidas del blog de la Brigada Muralista http://brigadamuralista.blogspot.com/